+717 003 717
 

Aquí puedes consultar el Plan de prevención del suicidio y manejo de la conducta suicida:

 

 

La conducta suicida constituye un problema multicausal, no tiene una explicación sencilla y tenemos que tener siempre en cuenta diversos factores psicológicos, sociales, biológicos, culturales y ambientales para poder ayudar.

 

Conocer cuáles son los factores de riesgo y de protección nos ayudarán a detectar un posible riesgo que podemos evitar. Los factores de riesgo actúan de forma acumulativa, cuantos más concurran en una persona, mayor probabilidad de que presente una conducta suicida.

 

La importancia de cada cual dependerá siempre del contexto. Comprender el contexto y en qué situación se encuentra la persona con ideación suicida, es indispensable para comprender y valorar el riesgo de suicidio.

 

¿Cuáles son los factores de riesgo?

 

Las personas con conducta suicida que están mostrando señales de advertencia están en mayor riesgo si cuentan con alguno de los factores que se exponen a continuación:

 

Sistema de Salud
  • Barreras para obtener acceso a la atención de la salud
Sociedad
  • Acceso a medios utilizables para suicidarse
  • Notificación inadecuada por los medios de difusión
  • Estigma asociado a comportamientos de búsqueda de ayudas
Comunidad
  • Desastres, guerras y conflictos
  • Estrés por desplazamientos y aculturación
  • Discriminación
  • Traumas o abusos
Relaciones
  • Sendo de aislamiento y falta de ayuda social
  • Conflictos en las relaciones, disputas, pérdidas
Individuales
  • Intento de suicidio anterior
  • Trastornos mentales, depresión actual, desgaste laboral o fatiga inexplicable
  • Consumo nocivo de alcohol o de otras drogas
  • Pérdida de trabajo y capacidad financiera
  • Desesperanza
  • Dolor crónico o cambios en la salud
  • Antecedentes familiares de suicidio
  • Factores genéticos y biológicos
  • Cambio en las circunstancias de trabajo

 

En contraposición a los factores de riesgo están los factores de protección, orientando muchas intervenciones de prevención al fortalecimiento de estos factores.

 

¿Cuáles son los factores de protección?

 

Cuantos más factores protectores concurran en una misma persona, menor será la probabilidad de que la persona realice un intento o una conducta suicida. Algunos factores protectores son:

 

Personales
  • La habilidad en la resolución de conflictos o problemas, de manera adaptativa.
  • La competencia personal y tener autoconfianza
  • La estabilidad emocional, el optimismo y una identidad personal desarrollada
  • La capacidad para pedir consejo y ayuda cuando surgen dificultades
  • Sólidas relaciones personales
  • Estrategias prácticas positivas de afrontamiento y bienestar como modo de vida
Familiares
  • El fortalecimiento de las relaciones interpersonales y sobre todo del entorno más próximo, pueden servir de gran ayuda.
  • Apoyo familiar, caracterizado por una alta cohesión social
Sociales
  • Adoptar valores culturales y tradicionales.
  • Integración social, mantenimiento de actividades ocupacionales.
  • Poseer creencias y prácticas religiosas, espiritualidad o valores positivos.
Sanitarios
  • Proporcionar una Atención Integral por parte del equipo multidisciplinar, continua y a largo plazo en personas con trastornos mentales, con enfermedad física o con abuso de alcohol.
  • Educación para la salud mental,  la prevención y promoción de la salud.
  • Sistema sanitario universal.